Enrique Guzmán reveló que luego de una charla con Alejandra Guzmán decidió no proceder legalmente contra su nieta Frida Sofía en Estados Unidos.

A pesar de que hace una semana el cantante confirmó sus intenciones de demandar a la joven ante las autoridades norteamericanas, en esta ocasión el rockero se retractó de su dicho y explicó los motivos que lo orillaron a tomar esta decisión.

“Yo hice un recuento familiar, y vuelve a ser mi nieta y no voy a proceder contra ella, al revés, voy a permitir que se calmen las aguas y la acusación que hace es una acusación grave, pero tendría yo que hacerla venir para que ella declarara y dijera los motivos y comprobar que no tiene pruebas porque nunca pasó, entonces yo prefiero que se quede en Miami y que arregle ya sus asuntos”, dijo Guzmán durante la entrevista que brindó al programa Ventaneando.

Al escuchar la pregunta sobre su hija Alejandra, el intérprete de “Payasito” comentó:

“Está en Miami trabajando, estamos cada quien (trabajando), a mí me dijo: ‘papá haz lo que quieras, nada más a mí déjame fuera, es decir, no me involucres a mi’, y si no la involucro, entonces ¿para qué me meto yo?, estamos acusados los dos y los dos nos vamos a manejar de las dos maneras, bien”.

Finalmente, el artista de 78 años recalcó que ni Alejandra ni él han denunciado a Frida en Estados Unidos y manifestó su interés por dejar que pase el tiempo con la intención de que su caso se sosiegue, aunque por ahora descartó una posible reconciliación con su nieta.

Deja un comentario