Gabriel Soto desmintió los rumores que aseguraban había firmado un contrato con su ex, Geraldine Bazán, para quitarle la pensión y la casa.

“Para nada, es totalmente falso, siempre voy a ver por el bienestar de la mamá de mis hijas y por mis hijas también”, comentó el actor ante las preguntas de la prensa en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México.

Al ser cuestionado sobre lo que piensa del romance de Bazán, Soto comentó: “me da muchísimo gusto, de verdad, siempre lo he dicho, mientras ella esté bien, mis hijas van a estar bien, y mientras yo esté bien, mis hijas van a estar bien, y lo más importante siempre lo he dicho, es el bienestar de nuestras hijas, siempre las voy a proteger a ellas y a su mamá”.

Sin embargo, al ser cuestionado sobre si buscará anular su boda religiosa con la madre de sus hijas, el artista fue más reservado y únicamente dijo: “ahí todo en su momento ya veremos qué pasa”.

Por último, Gabriel también aprovechó el momento para responder a los ataques que ha recibido en redes sociales en alusión a que ya no es un jovencito.

“Ya también tengo mis años, ya tengo mis añitos, 46, la verdad es que me siento muy bien para la edad que tengo, pero bueno, también es una realidad que ya no tengo 30 años, entonces hay que aceptar las cosas como son, pero para la edad que tengo me siento de maravilla, estoy saludable”, manifestó.

Deja un comentario